Personas afectadas por desahucios: Nuevo convenio entre las instituciones para atender a las personas afectadas por desahucio y poder ofrecer una vivienda social

Las personas afectadas por desahucio desde el pasado mes de diciembre de 2018 han dado un paso importante para firmar un nuevo convenio con el Consejo General del Poder Judicial y la Federación Aragonesa de Municipios y Provincias mediante el cual se pretende agilizar la atención de las personas afectadas por desahucios, para que los trabajadores sociales puedan valoran con antelación los casos y de este modo determinar si esas personas afectadas pueden acceder a programas de vivienda social.

¿Cuál es la problemática actual?

Dado que hasta la actualidad es muy difícil realizar por los trabajadores sociales estos trámites con carácter previo al lanzamiento de la vivienda a las personas afectadas por desahucios, tanto si derivan de un  procedimiento judicial  de  desahucio por falta de pago de las rentas de alquiler, o a los afectados por procedimientos de ejecuciones hipotecarias.

En la memoria de dicho convenio, se prevé que se comunique al personal del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, con una antelación de al menos tres semanas los casos que podrían ser incluidos en los programas de vivienda social, para que se  puedan realizar dicha valoración.

Asimismo, la Federación Aragonesa de Municipios y Provincias, facilitara tanto al Consejo General del Poder Judicial como a los juzgados toda la información que fuese necesaria sobre el funcionamiento y los recursos disponibles de los programas de asistencia social y vivienda que disponen los ayuntamientos.

Objetivo de las medidas

Con ello, se da un paso más en la pretensión de garantizar un techo por parte de la Diputación General de Aragón, que impulsa un proyecto de ley de vivienda por la que cualquier residente en la Comunidad Autónoma de Aragón podrá exigir a la Administración un piso de alquiler o una prestación que le permita el acceso a una vivienda, además de garantizar que nadie pierda su piso o su vivienda si sufre una situación de vulnerabilidad.

Récord de casos en la capital aragonesa

A lo largo del año 2018, se han atendido por la Oficina Municipal de Vivienda de Zaragoza, más de 200 casos de mediación por desalojos derivados de impago del alquiler. Estos son solo una parte del total de los desahucios que se registran en la capital aragonesa, dado que en los juzgados se tramitaron, durante los primeros seis meses del año un total de 535 procesos, lo que supone un incremento de casi un 6%, respecto al mismo periodo del año anterior.